¿Cómo abordar la curación de contenidos en educación?

Wikimedia-research

En un post anterior comentamos en qué consistía la content, pero no nos detuvimos en explicar el proceso exacto para realizar una buena curación de contenidos, precisamente porque lo haremos en este post.
Decíamos entonces que el trabajo del curador de contenidos consistía en ejercer de intermediario crítico entre el volumen información hallada en internet y los usuarios finales de dicha información, esto es cualquier usuario de internet. Pero ¿cómo se hace una buena labor de curación? ¿qué proceso hemos de seguir? ¿qué herramientas hemos de usar? A ello dedicaremos este post que pretende serviros de ayuda.
Según el creador del concepto, al que aludíamos en aquella ocasión, Rohit Bhargava, existen cinco modelos para realizar la content curation:
Agregación: el modelo más clásico y que consiste en curar la información relevante sobre un único tema en un solo lugar.
Destilación: se trata de una curación de contenidos más simple en la que solo se comparten las ideas más relevantes. Con ella evitamos el ruido excesivo de información.
Elevación: en este tipo de curación los curadores elevan a tendencia una serie de post o pequeñas informaciones publicadas diariamente.
Mashups: se trata de la combinación de contenidos diversos sobre un tema para ofrecer un nuevo punto de vista.
Cronología: consiste en la presentación de la información curada sobre un tema determinado, siguiendo una línea del tiempo con el objetivo de ver cuál ha sido su evolución.
Pero, ¿cuál es el proceso que deberíamos seguir para realizar un buen trabajo de curación de contenidos? ¿Y de qué herramientas nos valdremos para ello? La respuesta nos la dan dos buenos curadores españoles, Javier Guallar y Javier Leiva, que hablan del método de las 4S´s para poder ejecutar un buen trabajo de curación: Search, select, sense making y Share, en inglés.
Search: en esta primera fase hemos de intentar identificar y extraer el mejor contenido que nos proporcione la web sobre un tema a través de la monitorización de palabras y fuentes clave que nos informe de qué es tendencia en ese asunto. Para ello deberemos “escuchar” lo que esta nos diga, esto es habremos de rastrear todo tipo de informaciones valiéndonos de muy diversas fuentes: buscadores (Google o Quora), herramientas basadas en RSS (Feedly , NetVibes), alertas de Google o redes sociales (Búsquedas en Twitter o Hootsuite)
Select: de entre toda la información que el curador vaya recabando es preciso que, según su criterio profesional, vaya seleccionando aquellas fuentes que considere más adecuadas y las vaya organizando para un posterior análisis más minucioso a través de herramientas tan útiles como Evernote, Diigo o Pearltrees. Es preciso incidir en la calidad y no en la canti4sdad de las fuentes.
Sense making: se trata de la fase más crítica y donde se revela la auténtica profesionalidad del content curator. En ella se trata de dotar de un plus de calidad a la información recabada mediante su análisis exhaustivo y su caracterización personal. Para ello se podrá resumir, fusionar, ampliar o reformular dicha información, aportando el sello distintivo de la persona que realiza la curación.
Share: es el paso final y fundamental, dado que la curación es social. Consiste en compartir el trabajo de curación realizado con el público objetivo al que va dirigido y comentar y participar en la conversación que se pueda entablar con este. Para la difusión se podrán utilizar plataformas específicas de curación, redes sociales o mecanismos análogos. En cualquier caso, las herramientas más recomendables para compartir el trabajo realizado serían: Paper.li, Storify.com, Pinterest o Scoop.it.
La curación de contenidos en el ámbito educativo, todavía no muy extendida, no ha de ser una práctica ajena en las aulas porque fomenta el razonamiento humano (el curador es un intermediario crítico), favorece la interconexión entre personas con intereses semejantes, se produce un beneficio mutuo tanto para el que elabora la curación como para el que la lee, cualquier momento y lugar es bueno para realizarla y fomenta la retroalimentación continua que se produce en internet gracias a todos estos nuevos contenidos que se van generando. ¿Te atreves con la curación de contenidos?

Algunos ejemplos de curación de contenidos

http://www.scoop.it/t/rincondeaula
http://www.scoop.it/t/viajesyescapadas
http://www.scoop.it/t/herramientas-digitales-para-periodistas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s